Aquí están: Julián, Adelita, Chavalín, Rita, Marcela, Zupu, Dorotea, Susan White, el viejo Kënig, Lucelina,
Esculapio, Dr. Rellán, Perico Galápago, Avellaneda, Scalerius, Lucas, Malambruno, Frank, Nubilia, Paula,
Gabriel, Rafael, Dr. Mestritz, el Tullido, el Borracho, La Blanca, Candela, Buena Moza, el Escribano...

domingo, 24 de febrero de 2008

TITIRITEROS ELLOS


Tengo un amigo en Valencia, Edu Borja, que además de una gran persona es un magnífico titiritero, una persona convencida, entre otras cualidades, de lo que quiere ser y de lo que desea vivir. Es alguien que por tanto no precisa de ninguna defensa que yo le haga, porque tal vez no sea la persona más indicada para defenderlo; pero por lo mismo, no merece ninguno de los desprecios directos o indirectos de nadie, sean periodistas prepotentes, intelectuales déspotas o políticos ineptos (bueno, esto es políticos en general). Sé que mi amigo Edu Borja se adscribe a los hechos, más que a las ideas, y que de su bondad sigue una visión muy crítica del mundo que nos ha tocado vivir, en todos sus extremos. A él sí que siempre le he visto una auténtica preocupación por toda esa realidad a la que permanecemos insensibles, gracias a los medios de incomunicación y sus particulares visiones. Por eso no merece que su ilusión y su trabajo, tan digno y edificante de titiritero, sea menospreciado por nadie, y menos en nombre de la libertad, la democracia y el progreso. Sólo los muy incapaces necesitan acudir a la descalificación y a una comparación tristísima a la que sólo nos puede llevar la miserable irracionalidad de toda esta "clase" política (sin clase ninguna). Así que si pretenden que el término sea ofensivo, titiriteros ellos. Y esta vez perdóname, Edu.
La imagen que estáis viendo es una de sus fabulosas marionetas

2 comentarios:

ricardo dijo...

¡VIVAN LOS TITIRITEROS! Y a tí amigo Edu Borja, suplicarte que no cambies nunca, sé lo que quieres ser, y vive tal y como has decidido vivir. Los politicos solo son...eso, politicos, que para ellos ya tienen, y ningún follapavas de esos nos van a estropear ni el día, ni nuestras ilusiones. Te lo dice tu Titiritero amigo Mateo.

Edu Borja dijo...

Como titiritero, agradezco que se apoye a la profesión rechazando las malas connotaciones que el uso ha creado de esta palabra. Agradezco también la mención recibida por parte del bueno de Félix de mi humilde persona en sus alusiones a mi trabajo, tan halagadoras como inmerecidas.
Como teatrero, debo felicitaros por vuestro interesante blog, que me hace intuir un magnífico trabajo de entrega y sacrificio por y para el teatro. en las fotos de vuestra fablilla de Avellaneda se adivina no solamente un gran curro en cuanto a vestuario y telón (ya quisieran muchos grupos profesionales), sino también muchas horas de ensayos e ilusión para poner en escena el trabajo.
Os animo a continuar amando el teatro aunque sea demanera amateur.
Seguid amando el teatro y no olvideis a los títeres, cosas ambas en peligro de extinción.
Saludos, compañeros.