Aquí están: Julián, Adelita, Chavalín, Rita, Marcela, Zupu, Dorotea, Susan White, el viejo Kënig, Lucelina,
Esculapio, Dr. Rellán, Perico Galápago, Avellaneda, Scalerius, Lucas, Malambruno, Frank, Nubilia, Paula,
Gabriel, Rafael, Dr. Mestritz, el Tullido, el Borracho, La Blanca, Candela, Buena Moza, el Escribano...

lunes, 7 de abril de 2008

¿TEATRO AFICIONADO? ¿TEATRO NO AFICIONADO?


Trasteando por ahí y leyendo cosas atrasadas (en el tiempo), me encontré con este artículo de Vicente Pérez Herrero en el blog de Teatro Aficionado. Ahí lo dejo, a vuestra consideración, para que lo leáis. Espero que al autor no le importe esta redifusión de su artículo en nuestro blog.
Este es, ilustración incluída:

miércoles 29 de agosto de 2007

¿Teatro Aficionado? ¿Teatro NO Aficionado?
esta es la cuestión, si es más noble callar la identidad que se oculta tras la máscara o alzarse contra un mar de mentiras consentidas. “ nuestro colectivo está nutrido en estos momentos por un cincuenta por ciento de egresados de las diferentes escuelas de arte dramático y otro cincuenta por ciento de individuos provenientes del antiguo teatro independiente, ........... la dedicación profesional oscila entre la permanencia en una sola compañía, como socio o asalariado, la autonomía absoluta, la actividad docente y la para-profesional (asociación cultural que enmascara un trabajo profesional real).....las empresas formadas por las nuevas generaciones salidas de las escuelas, que encuentran aquí su única salida práctica, muy a su pesar, tienden al riesgo pero también a la inestabilidad, y los que no tienen recursos suficientes para establecerse como empresa y para subsistir, trabajan al amparo de Asociaciones Culturales, perdiendo todos sus derechos profesionales y pervirtiendo mi área laboral”. (Eduardo Usillos – Actor, Director y Secretario de la Unión de Actores de Castilla y León)

Cada vez, cada año, en cada ocasión, son más este tipo de participantes quienes acuden a las convocatorias de los Certámenes de Teatro Aficionado, relegando a los aficionados puros a la eliminación de los Certámenes y a pocas opciones en el reparto de los premios. Así se pervierte la filosofía del Teatro Aficionado, la ética y los derechos.. Los organizadores lo saben o lo sospechan, pero no actúan por falta de pruebas o de voluntad en algunos o muchos casos. La presentación del CIF de una Asociación Cultural, que da derecho a la no retención de impuestos, es suficiente o válido para participar en esos Certámenes. ¿Qué significa ser profesional?. Darse de alta en el Impuesto de Actividades Empresariales (IAE), y pagar unos impuestos. ¿Aquellos son aficionados y estos últimos profesionales? ¿Y si un mismo grupo tiene un CIF de Asociación Cultural y otro de IAE, unas veces es aficionado y otras profesional?. Ser honesto o no Ser honesto, esta es la cuestión. “y sobre todo, sé honesto contigo mismo y se seguirá, como la noche al día, que no puedas ser falso a ningún hombre.” (Polonio a Laertes, en HAMLET).

“nunca una asociación cultural (Teatro Aficionado) puede trabajar como profesional y, si lo está haciendo, habrá intrusismo. Si hay un profesional metido como asociación, estará ejerciendo una profesión sin pagar impuestos. No saben cómo hacer frente a la carga económica que supone formar una empresa y buscan en ese cauce, que se llama “teatro semi-profesional”, el marco legal de la “asociación cultural”. Pero seamos conscientes, aunque muchos de nosotros hemos pasado por esto, no es bueno para la profesión. El problema es como buscar otros cauces.” (Beatriz Almeida – Escuela de Arte Dramático de Valladolid)

Este colectivo tienen una necesidad y un derecho de vivir dignamente en lo que le gusta y como quiere. Este colectivo tienen una fuerza muy grande dentro de lo que sabe y de lo que le gusta, el TEATRO, y esto es muy fuerte. ¡Ay si los niños, adolescentes, jóvenes, leyeran y vivieran el teatro!. Despertarían más su razón. “Qué es un hombre si el principal bien y ocupación de su tiempo no es sino dormir y alimentarse? Una bestia, nada más. Seguro que quien nos hizo y dio tal poder de razón y nos permite mirar hacia delante y hacia atrás no nos dio esta capacidad y razón divina para que se enmoheciese por falta de uso” (Hamlet en HAMLET). Enseñanza del teatro en los Colegios, en Escuelas Municipales, contratación de estos profesionales que saben, que quieren y que pueden. “la docencia ofrece trabajo a un número considerable de compañeros en las escuelas y talleres actuales, pero es primordial la homologación de las escuelas ya existentes y por supuesto la creación inmediata del Instituto del Teatro”. (Eduardo Usillos)

Los aficionados puros que ejercitan el teatro como una práctica cultural ociosa, y tienen en los Certámenes una oportunidad de participación, ven afectadas sus posibilidades por ese intrusismo. Como responsable de un grupo aficionado manifiesto mi protesta contra la intervención de este colectivo en nuestro campo, y pido a las administraciones y organizadores, más rigor y respeto por los derechos de cada uno, es mi obligación defender el derecho a la “gloria” que tienen los adolescentes, jóvenes y mayores que practican el teatro en su tiempo de ocio, como una afición, no como una profesión o un complemento económico a otros ingresos. Sugerencias. Si los organizadores de los Certámenes quieren esos grupos, tienen calidad, solo tienen que cambiar el nombre “aficionado” por “profesional”, y aplicar el IAE legal. ¡Fuera máscaras!. ¡Las máscaras en el escenario!. O que continúen llamándolos Aficionados, pero que conviertan los Certámenes en Muestras, donde no exista la competencia, y abonen a cada grupo una cantidad igual. El vuelo de los “buitres” tendría menos participantes. ¿Teatro Aficionado? o ¿Teatro semi-profesional? o ¿Teatro Profesional?, ¿qué es?, ¿quién es cada uno?. Esta es la cuestión. La respuesta está en el consejo de Horacio a su hijo Laertes.

Las palabras de Eduardo Usillos y Beatriz Almeida corresponden a ponencias presentadas en el 1er. Congreso de Artes Escénicas de Castilla y León, en Enero 2001. Todas las ponencias de este Congreso, están recogidas en un libro que lleva el nombre de ese Congreso y que está publicado por el Ayuntamiento de León. Eduardo murió hace unos años, tenía 53 años y entre otras actividades dirigía la Escuela Municipal de Teatro Mª Luisa Ponte, de Medina de Rioseco. Navegar por Internet posibilita algunas veces descubrir la otra identidad, www.cedrama.com/grupos/tetrapolis.html nos lleva hasta un grupo que se presenta como Sociedad Limitada y que valora su último espectáculo con un cachet de 1.900 euros + IVA. Es conocido que ese espectáculo lo presentaron a concurso en Certámenes de Teatro Aficionado hasta el año 2003 (Carrión de los Condes) y que han ganado en alguno de ellos. Los primeros premios tienen unos valores económicos que oscilan entre 1500 y 3000 euros.

¿Teatro Aficionado? ¿Teatro no Aficionado?. Ser honesto o no Ser honesto, esta es la cuestión. “y sobre todo, sé honesto contigo mismo y se seguirá, como la noche al día, que no puedas ser falso a ningún hombre.”

Artículo remitido por: Vicente Pérez Herrero
Director del Aula Teatro Alonso Berruguete (ATAB)

2 comentarios:

ricardo dijo...

Me lo temía, aunque no lo podía creer hasta ahora. ¿Es posible que se haga ésta maniobra? Adonde hemos llegado, y todo por el vil metal. ¿Donde queda la honestidad que debe de haber en las tablas?
Mateo.

ana dijo...

Mateo tu ya has competido con algunos de ellos,y han peleado lo que no les correspondía,aunque también en alguna ocasión han salido trasquilados.La solución es fácil,ya este año un organizador de certámenes le ha echado narices y ha puesto en su sitio a algún grupo.Bien por él.Que poco a poco vaya habiendo decencia y cada cual esté en su lugar.Que la suerte nos acompañe en Carrizo... a todos.