Aquí están: Julián, Adelita, Chavalín, Rita, Marcela, Zupu, Dorotea, Susan White, el viejo Kënig, Lucelina,
Esculapio, Dr. Rellán, Perico Galápago, Avellaneda, Scalerius, Lucas, Malambruno, Frank, Nubilia, Paula,
Gabriel, Rafael, Dr. Mestritz, el Tullido, el Borracho, La Blanca, Candela, Buena Moza, el Escribano...

lunes, 24 de marzo de 2008

ARGENTINA, A LO CERCA


No deja de sorprendernos que un blog tan humilde como este y con tantas limitaciones se siga desde tantos países. Somos conscientes de que algunas entradas pueden haber sido simples casualidades, pero nos negamos a creer en las casualidades reiteradas. Por eso, las que se producen desde Argentina, nos parecen muy significativas.

Consideramos que treinta entradas por país son razón suficiente para saludar a quienes nos visitan y a lo lejos, en la distancia física, nos hacen sentir importantes. Por eso he aquí, junto con nuestro efusivo saludo, una dirección de correo electrónico platadilla@gmail.com a través de la cual comunicarse y conocer a quienes ya sentimos próximos. Estamos deseando saber más de esos amigos desconocidos.

La emoción personal del que escribe estas líneas de invitación es aumentada por ciertas implicaciones personales y sentimentales con Argentina, y porque de ese cercano país llegó hace mucho tiempo José Bódalo,el grandísimo actor al que nunca conocí sino en la distancia de grises pantallas de televisión, y que fue sin él saberlo (no tenía porqué) quien me hizo admirar y amar el teatro, desde largos parlamentos hasta aquel famoso y breve “¡Buenas noches, señores!” que se convirtió en la clave de la perfección interpretativa para mí.

Por todo eso, esperamos conocer pronto a quienes tan de cerca nos siguen desde tan… CERCA, ya.

Como no conozco Argentina, no encontré mejor foto para la ocasión que esta del Teatro Colón, que realmente no sé de qué página la saqué pero que debo a la cortesía de alguien.

2 comentarios:

ricardo dijo...

En 1977 tuve la oportunidad de visitar Buenos Aires, pasear por su magnifica Avenida del 19 de Julio, por la calle Lavalle, y en el Restaurante La Estancia , comer un exquisito Bife de Chorizo, que nunca podré olvidar. Tampoco podré olvidar a esas maravillosas gentes que me recibieron tan bién, ofreciendome su respeto y cariño en todo momento. Nunca os olvidaré, y siempre os desearé desde esta distancia, lo mejor para todos. Mateo

× × × мuиdо dε иαиαѕ × × × dijo...

Argentinaa!Quien pudiese ir alli!

^^