Aquí están: Julián, Adelita, Chavalín, Rita, Marcela, Zupu, Dorotea, Susan White, el viejo Kënig, Lucelina,
Esculapio, Dr. Rellán, Perico Galápago, Avellaneda, Scalerius, Lucas, Malambruno, Frank, Nubilia, Paula,
Gabriel, Rafael, Dr. Mestritz, el Tullido, el Borracho, La Blanca, Candela, Buena Moza, el Escribano...

jueves, 27 de marzo de 2008

EL TEATRO ES PARA MÍ...


He preguntado ¿Qué es para ti el teatro? y por fin me llegó la primera respuesta, la de una actriz, Raquel. Nuestra Raquel, lagalerneros, y sobre sus palabras que se reproducen a continuación no quito ni añado una coma:

"Hace poco me preguntaron qué era para mí el teatro…pues bien, el teatro es “vida”, es salir de la rutina, de la más pura monotonía aunque sólo sea por unos instantes. Es poder meterte en la piel de una Altisidora, de una niña llamada Adelita, de la sobrina de Alonso Quijano, de una altiva Dorotea, de una bastísima Nubilia y de una joven y frágil María.
También es concursar con otros grupos de teatro y ver como Mayo se convierte en uno de tus meses favoritos por lo que te hace sentir.

Pero el teatro no es sólo un resultado, son también muchas experiencias buenas y malas con aquellos que fueron, son y serán tus compañeros delante y detrás del escenario. Es un continuo aprendizaje, donde todos aportan algo nuevo e innovador a sus personajes; porque cada personaje lleva dentro algo de nosotros mismos.

Sinceramente, creo que el teatro es fantasía y realidad, preocupación y tranquilidad, ilusión y desilusión, alegría y dolor, engaños y desengaños, es insomnio y a la vez un sueño, esperanza y desesperanza, acogida y desabrigo, improvisación y preparación, certidumbre y seguridad, discreción e indiscreción… Son las dos caras de la moneda, mejor dicho, el rostro triste y alegre de la máscara del teatro ¿Qué actor o actriz no ha sentido esto alguna vez?

Y sobre todo, reitero lo dicho “¡EL TEATRO ES VIDA!”

Raquel Fernández

5 comentarios:

Trasky dijo...

y si no fuera por la vida que le dais gente como tu o algunas otras personas, no seria lo mismo el ensayar,actuar,montar,participar, ni tampoco ilusionarse por alguna que otra cosilla.
Es un lujo estar con los que formamos Laga Lerna

y otros que no estan pero tienen el mismo espiritu que nosotros, tambien

× × × мuиdо dε иαиαѕ × × × dijo...

Que tendra Laga Lerna que es una autentica droga...y nosotros unos drogatas,esta claro...

jejeje que bonito me ha quedao eh!!

Sois mi Droga!!!!

ricardo dijo...

Raquel, no vale, jo... ya lo has dicho todo, pero que bién dicho, ole por mi niña, y por todos los lagarleneros. Que nunca se nos vaya esta ilusión, y ¡VIVA EL TEATRO!
Mateo.

Julia Getino dijo...

A mi también me preguntaron no hace mucho lo que era el teatro para mi...y la verdad es que no he podido evitar escribir una palabras en estos momentos, cuando rondan mas o menos las ocho de la tarde de un veintisiete de marzo. El porqué es muy sencillo: mis lagalerneros se encuentran en Sahagún celebrando el Día Internacional del Teatro. Y sí, como habéis leído, he dicho “mis” lagalerneros. Será quizás porque aunque me encuentre muy lejos de la tierra, no puedo ni quiero olvidarme de vosotros. Porque me habéis regalado momentos llenos de ilusión, alegría, compañerismo, superación, felicidad, entusiasmo...Porque cada día que pasa os llevo más dentro de mí. Y porque sois geniales y me habéis dado la oportunidad de poder empezar a conocer desde cerca y espero que desde muy dentro el maravilloso mundo del teatro.

Ahora mismo para mí el teatro es una gran puerta desconocida. Un nuevo mundo lleno de emoción e imaginación, un lugar donde todo se puede hacer realidad por unos pocos segundos. Pequeños momentos cargados de agitación e inquietud que llevan consigo mucha ilusión y también esfuerzo, pero que sin lugar a dudas creo que lo merecen todo.

Muchísimas gracias por vuestro apoyo y confianza, sin él no habría podido disfrutar como he disfrutado durante todos estos días. Espero poder estar allí muy pronto y hasta entonces os envío un abrazo muy grande.

Julia Getino

PD: He de reconocer que después del artículo de Raquel mucho me ha costado escribir, ¡me ha encantado! (y emocionado, cómo no). Pero todo será porque no me olvidéis en la distancia...

AVELLANEDA dijo...

imposible olvidarte, Julia. Y tú lo sabes. No hay distancia y además volverás pronto, pero te esperamos siempre. Lo de los buenos ratos sólo fue un aperitivo, verás los que te esperan. Abrazos